Los mejores marketplaces para e-commerce de 2017

Un buen día, un hombre alemán se pasaba la mañana de sábado rebuscando ediciones en una librería de viejo. Pensó entonces en que no le apetecía nada patearse todo Múnich preguntando si en alguna parte vendían El origen de las especies de 1859. Prefería con mucho sentarse directamente en una terraza a tomar una cerveza y hojear el libro en sus manos.

origin-marketplaces-books

Corría el año 1999 y este buen amante de la literatura fue (con licencias creativas) Boris Wertz, el creador de uno de los primeros marketplaces que, además, hoy en día sigue con su trayectoria. Nos referimos a JustBooks, después adquirido por Abebooks en 2002 y, finalmente, por el gigante Amazon en 2008. ¿Por qué no reunir en un solo lugar el catálogo de todas las librerías de una misma ciudad, ¡no!, de un mismo país, ¡no!, del mundo entero? El hombre se ahorraría muchas caminatas y ganaría muchas calorías de cerveza. La evolución de las especies.

Otros bibliófilos mirarían a Boris por encima del hombro: ¿dónde queda entonces la emoción de la búsqueda? Bueno, hubiese dicho Boris, nadie quiere dejar de buscar, sino de invertir esfuerzo vano en ese proceso. Y, por muy fácil que nos lo pongan las tiendas online de grandes marcas y pequeños comercios a la hora de revisar su catálogo y stock, no son cómodas si queremos comparar precios y productos entre ellas.

Con este objetivo en mente nacieron los primeros marketplaces digitales.

¿Qué es un marketplace?

Una plataforma donde se reúne a varios vendedores, facilitándoles la exposición y el proceso de venta a cambio de distintas tarifas o comisiones, aunque también existen marketplaces que no cobran ninguna comisión, o que permiten subir al catálogo unos pocos productos de forma gratuita.

Los usuarios pueden acceder a estos ‘mercados eléctrónicos’ para consultar el catálogo de todas las marcas, realizar búsquedas por tipo de producto, precio y multitud de palabras clave, y realizar comparaciones rápidas e in situ. ¡Qué bonito! De entrada, un marketplace es la máxima expresión de la democracia y, a la vez, de la feroz competitividad capitalista, pues se trata de un lugar donde puede entrar cualquiera y, en teoría, en las mismas condiciones (la mayor parte de los marketplaces no permiten mucho nivel de personalización y todas las fichas son idénticas).

Pero cada utopía tiene sus zonas oscuras. Al final, influyen algoritmos o políticas privadas acerca de qué productos se destacan en la plataforma y, como siempre, las marcas más conocidas suelen aparecer en las listas de los más vendidos y populares, eclipsando a las pequeñas o recién llegadas. La idea original es que los marketplaces digitales sirvieran para la exposición de comercios y tipos de productos menos típicos, pero las grandes empresas no quieren perderse su trozo de pastel en ninguna parte, aunque tengan un tráfico excelente en su propia web y aplicación móvil. Esto comporta que el pulso sea desigual, y que las marcas populares lleguen al marketplace con un latido fuerte y gran parte de la carrera hecha.

Aun así, demos a las tortugas la oportunidad de lucirse entre tantas liebres.

woman-basket-fruits-market

¿Me indica el marketplace más cercano, por favor?

Lo más importante es saber por dónde empezar y de qué forma es mejor escalar. Cada negocio debe buscar su nicho ideal, donde pueda ofrecer los productos que vende a la audiencia que realmente los busca de forma específica, y no en un gran conglomerado donde es mas difícil rastrear resultados, o donde está demostrado que se realizan más compras generalistas. Por ejemplo, si tu negocio vende joyería, es más probable que sea más beneficioso un marketplace que reúna a fabricantes de joyas o artesanos, en lugar de la respuesta común de Amazon, donde este tipo de producto representa un porcentaje menor de las búsquedas y las ventas.

Muchos comercios pequeños rompen la cadena de los gigantescos marketplaces por principios, porque no encajan en su presupuesto, por precios excesivos de tarifas y comisiones, o por buscar un nicho mucho más ajustado a su modelo de negocio y no sólo a la gran olla donde caen todos los garbanzos. Además, un marketplace suele ofrecer mejores resultados a negocios donde los productos no suponen una fidelidad altísima del cliente, sino donde el consumo oscila a lo largo del tiempo según factores como el precio o la aparición de nuevos modelos.

Pero esto es como mirar al cielo y pensar que todas las estrellas son iguales: no existe un único tipo de marketplace. Enseguida empezamos a distinguir patrones y constelaciones, tal y como hizo Boris Wertz, quien indica los siguientes tipos de marketplaces actuales:

  • On demand: Son aquellos marketplaces más usuales en servicios que en productos, y que responden a necesidades del momento, como un coche de alquiler estilo Uber.
  • Managed: En este modelo, interviene una tercera parte para garantizar el buen funcionamiento del marketplace y proporcionar tareas de apoyo, análisis logístico y mantenimiento. Esto garantiza un control de calidad sobre los productos ofrecidos en el marketplace e introduce la posibilidad de que el gestor participe en el proceso de compra-venta.
  • Community-driven: En estos marketplaces reina una sensación de pertenencia entre todos sus miembros, que comparten una filosofía de compra-venta y fabricación, y que invita a una fidelización mayor, como la comunidad de artesanos en Etsy.
  • SAAS: Este sistema ofrece a los usuarios una herramienta de sencillo manejo para construir su propia página dentro de la red del marketplace. El gancho del software gratuito conlleva normalmente beneficios para la plataforma a través de comisiones de venta.
  • Descentralizados: Los marketplaces ‘anárquicos’, ya que en ellos no hay ningún operador controlando la situación y se sigue un funcionamiento P2P: cualquiera puede entrar para vender y comprar. Podríamos denominarlo como el torrent del e-commerce, ya que algunos expertos temen que este sistema sea usado como plataforma para ventas ilegales.

marketplace-laptop-screen

¡20 kilos de pimientos a un euro! Cuándo es de verdad necesario un marketplace

Ahora surgirá en la mente del pequeño comercio o retailer la pregunta del millón: ¿por qué un marketplace, cuando durante años se han vendido las excelencias del e-commerce particular y las tiendas online?

En realidad, un marketplace no es necesariamente mejor, ni necesario. La gran ventaja de un marketplace es que la inversión inicial es menor que preparar una web y contratar todos los servicios, herramientas y mantenimiento de una plataforma e-commerce. Por ese motivo es una opción interesante si el negocio es pequeño, acaba de comenzar y desea hacer pruebas y testar el tipo de clientes, recopilando información y beneficios mientras prepara un lanzamiento web mayor y más personal. Más adelante, uno o varios marketplaces pueden ser un buen complemento a la web de marca, siempre que se analice si divide demasiado las ventas o provoca pérdidas en alguno de los canales.

Una vez dentro, participar en un marketplace será en parte como abrir un stand en un clásico y abarrotado centro comercial, de muchísimas plantas, y como formar parte de una cooperativa que impone unas reglas específicas. Reina la necesidad de respetar muy bien las normas de envío y atención al cliente uniformes del marketplace. Haz que tu servicio destaque entre los demás que ofrecen lo mismo en las mismas condiciones; es lo que aprovechó Uber frente al clásico servicio de taxis urbanos.

Un marketplace también es un escenario fantástico para practicar el SEO, comprobar qué vocabulario emplean otros vendedores del mismo nicho y qué búsquedas se realizan con más frecuencia y funcionan mejor, ya que muchos marketplaces proporcionan métricas que podrás interpretar para variar la táctica de acción y oferta.

Entre otras ventajas, el marketplace hace por ti el descuento automático de las comisiones en el total de venta, sin necesidad de emitir facturas posteriores, y pagan entre 7 y 15 días desde la operación. En ese sentido, podrás encontrarte con dos modalidades:

  • La comisión por transacción: Sólo se cobra al vendedor por cada venta individual. Es la variante más popular y empleada.
  • La comisión por listing: Se cobra al vendedor una tarifa fija en el marketplace, lo cual espanta a muchos que opinan que es injusto cobrar lo mismo a todos los vendedores, al margen de si venden mucho o poco. Como estrategia comercial, se considera que filtra desde el principio a los vendedores que van a tomárselo en serio y poner todos los recursos de marketing y los mejores productos para conseguir altos niveles de ventas. Otros marketplaces también cobran sucripción a compradores por consultar el catálogo, y comisiones de publicidad a vendedores.

Sobre los pagos, otra clave importante será informarte sobre los métodos de cobro que puedes ofrecer a los clientes. Paypal es el más popular y el que, en España, prefiere el 62% de los usuarios; pero hay muchos otros, como Payza o Skrill, además de las clásicas tarjetas de crédito bancario. Investiga asimismo los servicios complementarios de envío de paquetería, como Shippo o Shyp, si tu volumen excede el poder manejarlo a través del correo postal típico.

Recuerda también que, desde el momento en que tu comercio quiera compaginar su catálogo en varios canales al mismo tiempo, será imprescindible un software de gestión de información de producto, como un PIM que garantice que toda la información de catálogo sea homogénea entre tu centro de operaciones, tu tienda online y cualquier marketplace que elijas.

Mejorar el contenido es la mejor herramienta de eficacia demostrada para hacer crecer un negocio online: Airbnb sólo comenzó a expandirse cuando introdujo en su plataforma fotografías profesionales.

big-marketplace

Un badulake en cada esquina: Las cifras de los marketplaces

Según el III Estudio de Ecommerce en España 2016, elaborado por Elogia y IAB España, los marketplaces transmiten más sensación de seguridad al usuario en los sistemas de pago, al tener una política unitaria que reúne a varias empresas, y un gran volumen de tráfico que garantiza una práctica con experiencia y gran variedad de marcas, en las que confían otras muchas personas. El 60% de todas las compras españolas online de 2016 se realizó en marketplaces, lo cual supone un crecimiento del 27% con respecto a 2015. La facturación total fue de 4.946 millones de euros en 2016, según el informe Retail Revolution 2016 de Coto Consulting, y para 2017 se espera que el total de ventas en marketplaces sobrepase los 30 billones globales.

Bien es cierto que algunos marketplaces no realizan envíos a España ni trabajan desde esta región, pero puede ser útil e interesante si quieres vender en las regiones que sí abarcan, en especial en otros países de Europa, del mercado anglosajón y del mercado asiático.

A esto se suma que sólo en España el 86% de los usuarios ya no temen comprar en tiendas que únicamente disponen de opción online, y el 71% descubre el lugar de compra navegando por Internet, donde hay muchas más probabilidades de que aparezcan los resultados de un marketplace antes que de una pequeña tienda que aún pelea por su posicionamiento.

Para saberlo todo sobre el mundo de los marketplaces, y en especial si tu propósito no es participar en uno de ellos, sino crear tu propio marketplace, Boris Werts y la experta Angela Tran Kingyens han recopilado su experiencia de éxito en esta extensa guía que cubre todos los aspectos del funcionamiento técnico y táctico de los marketplaces como escenarios cada vez más potentes.

Queda en tus manos decidir si quieres lanzar tu e-commerce a la gran red o pescar en mares más pequeños. Sea cual sea el propósito (y todos son perfectamente válidos, aunque su eficacia dependa de cada caso particular), aquí recopilamos los mejores marketplaces para todo tipo de tiendas online con objetivos generalistas o especializados.

marketplaces-logo-cloud

Guía de los mejores marketplaces para e-commerce en 2017

cratejoy-logo

CratejoyLas cajas de suscripción son una tendencia presente, aprovechada tanto por empresas que también ofrecen catálogo convencional como por iniciativas que basan sus ventas en vender suscripciones periódicas, normalmente mensuales. Cajas de alimentos frescos, de libros con títulos sorpresa para el lector, con objetos de coleccionismo de cultura popular… La imaginación (y la demanda real) es el límite. Cratejoy facilita este proceso, y tiene una comisión del 10% sobre cada venta.

ioffer-logo

iOffer: En marcha desde 2002, basa su modelo de negocio en la posibilidad del regateo entre compradores y vendedores. Es gratuito mostrar los productos, pero cobra un mínimo de comisión por venta y unas tarifas estandarizadas si quieres que tus productos aparezcan destacados en la página principal o en secciones de categorías.

a-little-market-logo

alittleMarket: Una propuesta francesa sobre productos elaborados a mano y que abarcan un rango amplio: ropa, muebles, accesorios, papelería, arte, joyas y bisutería. Su margen de comisión es bajo, un 5%, aunque cobran una tarifa fija de 0,5€ por ventas inferiores a 10€.

Vide Dressing: Específico para moda de lujo de segunda mano de mujer, hombre y niños, aunque cobran una alta comisión de venta (15%).

thredup-logo

 Thredup: Otra variante del P2P aplicado al fuerte sector de la moda, que se basa en evaluar la calidad de los productos y comprarlos a los vendedores, para después fijar otro precio y venderlos a los usuarios. Mediante este sistema, el vendedor se ahorra el proceso de venta, pero obtiene un beneficio muy inferior: normalmente, entre un 5% y un 40% del valor para productos estándar, mientras que prendas de lujo pueden ofrecer al vendedor hasta un 80% del precio final, al estar más cotizadas.

grailed-logo

Grailed: La alternativa de venta de ropa de lujo de segunda mano masculina, al igual que Farfetch. El atractivo de estas propuestas se basa en plataformas muy bien diseñadas que eliminan el viejo prejuicio de comprar de segunda mano materiales desgastados o maltratados, en tiendas pequeñas o mercadillos. Cobran un 6% de comisión de venta y otro 2,9% de comisión de pago por PayPal.

Getable: Si tu negocio se basa en equipamiento pesado, esta plataforma reúne múltiples opciones de alquiler de materiales de obra, como grúas, vehículos, excavadoras o apisonadoras, y garantiza a los usuarios comparar las tarifas y obtener la más ventajosa. Realizan el marketing en nombre de las marcas, incluyen una póliza de seguro y cobran un porcentaje por cada alquiler efectuado.

Thumbtack-logo

Thumbtack: Reúne servicios de tareas caseras, reparaciones, entrenamiento personal, físico, mental o vital y lecciones educativas. Su sistema se basa en recopilar un informe sobre las necesidades del cliente, antes de enseñárselo al vendedor y que éste haga su propuesta. Su sistema de comisiones es algo más complejo, basado en créditos que obtiene el vendedor. Taskrabbit presenta un funcionamiento similar aplicado a servicios del vecindario, mientras que en los marketplaces centrados en lecciones educativas destacan Udemy o Skillshare.

Instacart: Aunque prácticamente cada cadena de supermercado ya ofrece la venta online y el reparto a domicilio, entre los marketplaces de alimentación destacan los que, como Instacart, realizan un rastreo de productos por tiendas locales. Sin embargo, su margen de beneficio se obtiene incrementando el precio sobre el producto base del vendedor, a veces hasta un 30%.

bloomnation-logo

BloomNation: Permite búsquedas de floristas locales, incluyendo multitud de variables por tipo de flor o regalo, y asegurando que las fotografías de cada vendedor son 100% originales. Cobran un 10% sobre las ventas, sin impuestos incluidos.

raise-logo

Raise: Un amplio catálogo de venta de tarjetas de regalo de diversas tiendas, aunque también ofrece la curiosa alternativa de que los usuarios puedan vender tarjetas que hayan recibido y no desean usar. Cobran una comisión de venta del 12% y una tarifa del 1% por cada producto listado en el marketplace.

citify-logo

Citify: Siguiendo la tendencia de promoción local, este joven marketplace permite descubrir productos en una ciudad, de modo que es ideal para tiendas pequeñas o artesanos con sede física, aunque también se incluyen almacenes de mayoristas. Cobran un 5% de comisión de venta. Scott’s Marketplace es su competencia directa, con tarifas de 4.99%. Este mismo concepto, pero con experiencias y actividades, es ofrecido por Headout, AirBnB para alojamientos, Storefront para espacios de alquiler temporales, Dogvacay para cuidadores mascotas, y StyleSeat para peluquerías y sesiones de belleza.

depop-logo

depop: Especialmente orientado a ventas realizadas a través del teléfono móvil, sobre un amplio rango de productos. Cobran un 10% de comisión de venta y un 3,4% para pagos a través de PayPal y un 2,5% para transacciones gestionadas a través del propio depop, incluyendo tarjetas de crédito y Apple Pay.

tictail-logo

Tictail: En este caso híbrido de venta de moda, mobiliario y complementos, es posible ahorrarse el gasto en comisiones, pues cobran un 10% si la compra se realiza a través del marketplace, pero no cobrarán nada si el usuario es redirigido desde el marketplace hacia la tienda online y efectúa allí la compra. Es interesante combinar ambas vías y comprobar cuál funciona mejor. eCrater es similar, pero más cara (con comisiones de hasta el 30%).

kinnek-logo

Kinnek: Porque no todo el e-commerce está destinado al B2C, también existe un marketplace para B2B orientado a equipamientos y materiales, y que protege en especial al pequeño negocio, que no debe pagar ninguna tarifa ni comisión por contratar servicios. Éstas sí se cobran a los proveedores mediante una suscripción mensual y unas comisiones por transacción.

newegg-logo

Newegg: Centrado en la venta de productos electrónicos, es un gigante que recibe menos publicidad que otros marketplaces, aunque su volumen de visitas es millonario. Las comisiones varían según el tipo de productos, entre un 8% y un 14%. Sin embargo, el proceso de alta no es directo, y cada vendedor debe pasar un control de calidad antes de recibir el visto bueno para vender en Newegg. En esta categoría de electrónica también se incluye Shopclues, aunque sus comisiones son idénticas o un poco más caras, de hasta el 17% según la categoría de producto.

open-bazaar-logo

OpenBazaar: Como su nombre indica, el gran bazar online, sin comisiones, que funciona como una red gigantesca para poner en contacto directo a vendedores y compradores interesados. El motivo de la ausencia de tarifas es que no hay compañía o empresa madre detrás que controle el proceso. Su sistema de pago es Bitcoin, prohibido en algunos países.

jet-logo

Jet: Una de las plataformas más conocidas que se basa en una membresía, de forma que a cambio de una tarifa anual los usuarios tienen acceso al catálogo, de precios más competitivos que en otros marketplaces. Incluye únicamente productos de marca, y establece un nivel de comisión bastante de alto, del 15% en la mayoría de los productos.

bigcartel-logo

Big Cartel: Enfocado a artesanos, vendedores independientes y artistas, pero que solamente brinda resultados si la marca ya tiene una audiencia construida, pues es difícil ser destacado en el marketplace. Cobran una tarifa mensual y comisiones por ventas a través de PayPal o Stripe del 2.9%.

Sears: La gran cadena comercial estadounidense abre su catálogo a terceros a cambio de una tarifa mensual de 39.99$, aunque es susceptible de incrementarse si las ventas del asociado no superan los 400$ mensuales. También incluyen comisiones por productos y por el procesado de venta y envío.

The Facebook Marketplace: Como respuesta a las ventas de particulares que llevaban años produciéndose desde perfiles privados, la red social más grande del mundo se suma al universo de los marketplaces con un sistema de anuncios clasificados para facilitar ventas en radios locales. Dado que las transacciones se completan entre los implicados y que el objetivo de Facebook es obtener beneficios mediante la publicidad contratada, no cobran comisiones ni tarifas en las transacciones.

etsy-logo

Etsy: El gran marketplace de productos hechos a mano (aunque algunos vendedores incumplen este punto de partida y venden productos vintage). Su listado de tarifas es extenso: 0,20 céntimos por cada producto listado, 3,5% sobre el precio por cada transacción, 2,5% por conversión a monedas extrajeras, IVA y tarifas de sistema de pago y publicidad variables. Hay alternativas como Zibbet, que no cobra comisiones y permite subir gratuitamente hasta 10 productos (una buena idea para empezar y testar); Bonanza, Shopandmade, Folksy en Reino Unido, Custommade, DaWanda o Shapeways, donde sólo se venden productos creados con impresoras 3D.

ebay-logo

eBay: El gran introductor del clásico sistema de compraventa a través de pujas, aunque también incluye ventas de precio fijo. Su volumen de visitas es gigantesco, pero su sistema es complejo, e incluye tanto comisiones por ventas como tarifas por listar productos. Una opción parecida es Catawiki.

flipkart-logo

Flipkart: El principal marketplace de India, que ha experimentado un veloz crecimiento en los últimos años. Las comisiones varían según el tipo de producto y alcanzan hasta el 15% sobre el total, a lo que hay que sumar comisiones de envío, una tarifa fija e impuesto del 15%. Se favorece y paga antes a los vendedores con mejores resultados.

rakuten-logo

Rakuten: El gigante japonés, basado en altos niveles de competitividad entre vendedores, imprescindible para introducirse en ese mercado. Sin embargo, sus comisiones son altas, de hasta el 15% según el tipo de producto, tanto sobre el precio de venta como por los gastos de procesado y envío, más una tarifa estándar de 0,99$ por producto vendido.

alibaba-logo

Alibaba: Y el equivalente del mercado asiático, que a su vez contiene otros marketplaces masivos como AliExpress y 1688. Su principal baza es que no cobran ninguna comisión ni tarifa oculta, pero obtienen beneficios de comisiones en otros marketplaces de su grupo, por tarifas de marketing, por su sistema de pago Alipay y por membresías.

tmall-logo

TaoBao TMall: Las versiones chinas de eBay y Amazon, controladas por Alibaba.

amazon-logo

Amazon: Posiblemente el marketplace más famoso del mundo y el más grande en muchos países. En contra de su popularidad se hallan dudosas políticas de empresa, la dificultad de aparecer destacado entre miles de productos de una misma categoría y el cobro de altos porcentajes de venta (entre el 10 y el 25%).

basket-ecommerce-platforms

Conclusión: Los marketplaces son una plaza más en una ciudad gigantesca

No olvides que la alternativa a introducir tu negocio en un marketplace es contruir tu propia web de e-commerce mediante plataformas como Magento, Shopify, Volusion, Prestashop, Bigcommerce o WooCommerce. Algunas de ellas facilitan este proceso, normalmente complicado y costoso, a través de plantillas de fácil uso y personalización, como Squarespace, Selz o Weebly, dirigida a pequeños comercios y artesanos.

En nuestro listado no se han incluido otras plataformas y puntos de encuentro para vendedores esporádicos y no profesionales, como Wallapop, VarageSale, Poshmark, Mercari o Beepi, que siguen un modelo P2P. Tampoco plataformas para crear tu propio marketplace, como Sharetribe, ni crowfunding, ni anuncios sobre compras y búsquedas locales de Craigslist. Todas estas propuestas son igualmente válidas, según el modelo de negocio que desees implantar y la complejidad que quieras alcanzar en tu infraestructura, ya sea optando por un único canal o por una presencia múltiple en varios marketplaces al mismo tiempo.

balloons-marketplaces-logos

Sin embargo, al tomar la decisión puedes tener en cuenta los datos de comportamiento de los usuarios, pues en España las plataformas más visitadas y empleadas son para la compra-venta (84%), el transporte (67%) y las estancias (41%), mientras, por ejemplo, sólo un 6% recurre a marketplaces de alimentación.

Como siempre, recomendamos que el ansia y la moda no sean tus aliadas: lo más eficiente y profesional es comprobar qué plataformas están siendo rentables para tus ventas, al margen de las tendencias en e-commerce. ¿Estás presente en algún marketplace o te gusta ser un llanero solitario y confiar en tu propia tienda online?

Submit a CommentPlease be polite. We appreciate that.

Your Comment